Producto(s) de Prebases | 43 producto(s).
Mostrando 1-21 de 43 artículo(s)

Filtros activos


Prebases de maquillaje para el rostro: consigue una resultado impoluto.

A pesar de que su uso suponga sumar un paso más en la rutina del maquillaje, son muchos los que caen rendidos a su uso debido a su resultado increíble. Últimamente se ha convertido en un producto indispensable en las rutinas diarias de maquillaje.

¿Crema hidratante o prebase de maquillaje para el rostro?

La función principal de una prebase de maquillaje es la de corregir el tono, suavizar líneas de expresión, atenuar la apariencia de los poros, aportar luminosidad, evitar los brillos, etc. Pero no debemos olvidar que es un efecto inmediato y que no se prolonga en el tiempo, ya que al desmaquillarnos eliminamos los restos de prebase también.

Tipos de prebases de maquillaje

Estas son las más comunes:

Prebases matificantes: matifican eficazmente la piel, evitando que aparezcan brillos, especialmente a lo largo del día. 

Prebases anti-poros: con una función distinta a las de las matificantes (aunque en ocasiones podemos encontrar prebases con ambos beneficios), éstas sólo reducen la apariencia visible de los poros. 

Prebases alisadoras/perfeccionadoras: son prebases que dejan la piel completamente lisa, ocultan irregularidades, marcas o cicatrices y su componente principal es siliconado. 

Prebases con color: este tipo de prebases ayudan a corregir discromías en la piel en zonas más grandes, por lo que es más aconsejable utilizar una prebase que no un corrector. Existen de distintos tonos según lo que se desee corregir:

Verde: son las más conocidas para atenuar rojeces, couperosis, rosáceas o granitos rojos.

Amarillo: perfectas para neutralizar pieles muy oscuras o con manchas solares.

Violeta: se utilizan principalmente para las pieles opacas u orientales, ya que aportan luminosidad y unifican el tono a pieles oliváceas o cansadas.

Rosa: muy parecido al violeta, se usa para proporcionar efecto buena cara, iluminado y jugoso. Lo pueden utilizar todos los tonos de piel.

Blanco: es el color universal para unificar la piel, ya que aclara el tono original y permite que la base tenga el mismo color en todo el rostro. También funciona igual el beige claro.