Producto(s) de Eau de Parfum para hombre | 87 producto(s).
Mostrando 1-21 de 87 artículo(s)

Filtros activos


Mundialmente, el perfume para mujer se ha convertido en un complemento diario más, un accesorio que se encarga de dar el último toque a un look perfecto, dejando a la vez una sensación agradable y única en ti.

Un buen Eau de Parfum es capaz de hacernos sentir únicos y dejar en los demás un recuerdo de aroma que nos haga inolvidables. Pero, ¿sabes ya cuál es el perfume que mejor va contigo?

Kiada, tu perfumería online de confianza, es un espacio que te ofrece una amplia variedad en la mayor selección de perfumes originales de forma online. Aqui encontrarás la mejores fragancias, tu Eau de Parfum favorito de las mejores marcas: Paco Rabanne, Adolfo Dominguez, Yves Saint Laurent, Calvin Klein, Lancome, Hugo Boss, Dior, Chloé, Tommy Hilfiger, Giorgio Armani, Lacoste, Channel, Cacharel, Carolina Herrera... ¡y mucho más!

Si buscas intensidad y aromas que se adapten a cualquier momento del dia, es mejor optar por un Eau de Parfum, ya que su intensidad y duración es mucho más intensa. La duración puede extenderse hasta las 8 horas y tiene una concentración de perfume de hasta un 20% en su composición.

NOTAS Y FAMILIAS OLFATIVAS DE LOS PERFUMES

Perfumes hay muchos, pero ¿qué aromas o notas olfativas van mejor contigo?

Entre las principales familias olfativas encontramos:

-       Perfumes cítricos.

-       Perfumes frescos. 

-       Perfumes frutales.

DÓNDE APLICAR EL PERFUME DE HOMBRE PARA CONSEGUIR UN EFECTO PERFECTO Y DURADERO

Si quieres que tu perfume te acompañe durante mucho más tiempo, es importante que lo apliques del modo correcto y en las zonas adecuadas.

Los puntos adecuados para aplicar el perfume de mujer son las siguientes:

-       Detrás de las orejas.

-       En la base del cuello.

-       En el pecho o escote.

-       En las muñecas.

-       En la zona interior de los codos e incluso tras las rodillas.

Es muy importante acabar con el gesto de “frotar” el perfume, ya que así estaremos rompiendo las cadenas olfativas, integrando el aroma con las bacterias presentes en la piel y sobrecalentando la zona, modificando así su aroma original.