Filtrar por

Sexo

Sexo

Categorías

Categorías

Marca

Marca

Precio

Precio

  • 0,00 € - 769,00 €

Producto(s) de Cosmética Mujer | 2789 producto(s).
Mostrando 1-21 de 2789 artículo(s)

Filtros activos


TUS PRODUCTOS COSMÉTICOS FAVORITOS EN UN CLIC PARA RECIBIRLOS EN CASA EN 24-48 HORAS.

Los productos cosméticos de cuidado facial para mujer se han convertido en un producto esencial dentro de nuestro cuidado personal diario. Pero, además, la cosmética facial es el producto que añade ese plus de belleza que nos hace sentir más seguras y bellas cada día.

Por esta razón, es importante que conozcas de primera mano cuáles son los cosméticos más beneficiosos que puedes utilizar según tu tipo de piel, edad o cómo aplicarlos correctamente para conseguir unos resultados satisfactorios.

EN KIADA PUEDO COMPRAR LOS MEJORES COSMÉTICOS A BUEN PRECIO ONLINE

Es un tema vital para no derrochar dinero en productos cosméticos que prometen unos resultados inexistentes, ya que se trata de nuestra piel, salud y belleza. Por eso, desde KIADA nos hemos propuesto ayudar a conocer el tipo de piel y los cosméticos faciales más adecuados para cada necesidad y poder asesorar de forma personalizada para alcanzar los resultados que buscamos.

Una vez que identifiques tu tipo de piel y los resultados que deseas conseguir (ya sea anti edad, rejuvenecimiento, hidratación, etc..), tendrás varias opciones que deberás priorizar según lo que desees obtener. La elección puede ser dudosa y llena de un amplio abanico de posibilidades, pero con estos consejos podrás disfrutar de lo mejor para tu piel ¡con resultados increíblemente perfectos!

COSMÉTICA PREMIUM ADAPTADA A CADA NECESIDAD Y TIPO DE PIEL

Las pieles no son todas iguales, y por ello tampoco reciben los mismos tratamientos de la misma manera. Por tanto, para cada tipo de piel y necesidad, te mostramos unos productos distintos para satisfacer esa necesidad

Los cosméticos para cada tipo de piel que puedes usar podemos clasificarlos de la siguiente forma para buscar el producto adecuado:

PIEL NORMAL: este tipo de piel cuenta con una hidratación equilibrada, no tiende a rojeces ni alergias comunes. Para cuidar las pieles normales se pueden utilizar productos hidratantes con o sin aceites, todo tipo de tónicos, algunos cosméticos con fragancia o alcohol, etc. Todo dependerá de la comodidad de tu piel en cada caso.

PIEL SECA: la piel seca tiene tendencia a perder hidratación diariamente debido a problemas para retener líquidos en las capas superficiales de la piel. Suele ser fina, tirante y a veces incluso áspera al tacto.

Lo bueno es que no suelen tener imperfecciones ni granitos debido a que no producen suficiente sebo. Se deben evitar las cremas y limpiadores con elementos agresivos como jabón, fragancias o colorantes y en su lugar utilizar productos más emolientes y mucho más hidratantes y nutritivos, ricos en grasos favorables para la piel.

PIEL GRASA: este tipo de piel produce un exceso de sebo, especialmente en zonas como la frente, nariz y barbilla (la zona T). Suele tener un mayor grosor y los poros dilatados, por ello es más fácil que se formen comedones, espinillas y puntos negros. Se recomienda utilizar productos especializados en piel con tendencia acneica como cremas hidratantes sin aceites minerales.

PIEL MIXTA: es el tipo de piel que presenta unas características en unas zonas del rostro u otras. Normalmente tiene zonas grasas propensas a brillos y con poros más visibles, mientras que en otras zonas puede tener piel normal o incluso seca. Es importante utilizar productos destinados específicamente a este tipo de pieles, que consigan mantener la hidratación correcta para no resecar ni favorecer el exceso de sebo.

PIEL SENSIBLE: es un tipo de piel muy delicada que se irrita y reseca con facilidad y es propensa a reaccionar frente a activos muy agresivos como colorantes, fragancias, alcohol, etc. En ocasiones aparece como combinación de la piel seca o grasa creando así una piel mixta-sensible. Además, también debemos tener en cuenta la piel atópica, aquella que por distintas afecciones dermatológicas tiende a la sequedad extrema e incomodidad en forma de brotes que sensibilizan la piel en exceso.

No dudes en acudir a un experto para determinar tu tipo de piel y asegurarte de cuáles son los mejores cosméticos.

CÓMO APLICAR LOS PRODUCTOS COSMÉTICOS DE FORMA CORRECTA

Si sabes utilizar correctamente tus productos cosméticos, y sabemos que no es tarea fácil, podrás aprovechar al máximo sus efectos y serán más visibles en tu piel.

En primer lugar, antes de aplicar cualquier producto cosmético, es importante limpiar nuestra piel, y la limpieza correcta del rostro pasa por un desmaquillado correcto, una limpieza o exfoliación correcta y una tonificación de la piel.

Finalmente se procede a aplicar los productos cosméticos, siempre de más específicos a más genéricos y priorizando las texturas en sérum para que penetren bien en la piel y conseguir los resultados que estamos buscando.

Son unos pasos sencillos pero importantes que ayudan a lucir siempre el mejor aspecto de la piel del rostro para conseguir una piel sana y tersa.

CARACTERÍSTICAS BÁSICAS DE LOS COSMÉTICOS FACIALES

En la composición general de los cosméticos podemos distinguir los siguientes principios o componentes:

Principio activo: es el principal encargado de hacer que un producto cumpla con su función específica. Por ejemplo: los limpiadores tienen su principio activo en los detergentes.

Excipientes: son las sustancias que transportan y cohesionan los principios activos y el resto de los componentes que forman el cosmético. Por ejemplo: el alcohol en un gel, responsable de su textura líquida.

Conservantes: son sustancias que ayudan a mejorar la conservación del cosmético y le dan una vida eficaz mayor al producto.

Colorantes, perfumes, correctores: estos componentes son los responsables del aroma y el color del producto. Un cosmético sin estos componentes puede presentar una textura turbia, colores poco atractivos, o incluso aromas que no favorecen su aplicación.

MARCA LA DIFERENCIA CON TUS COSMÉTICOS FACIALES

Sin duda los cosméticos que elegimos acaban convirtiéndose en una seña de identidad propia, ya que reflejan su eficacia en nuestra piel y nos hacen lucir la belleza que más se adapte a nuestra personalidad. Para ello, te damos algunos consejos generales que puedes seguir antes de realizar tu elección.

No tengas miedo de utilizar productos cosméticos de diferentes marcas o líneas, pues cada producto, aún siendo diferente en marca y/o composición, puede tener el mismo o mejor efecto.

Nunca esperes resultados milagrosos o inmediatos en tus tratamientos cosméticos faciales. Eso solo ocurre en las películas. Espera, se paciente y constante con tus tratamientos y conseguirás unos resultados impresionantes.

Utiliza los productos adecuados a tus necesidades. No utilices tratamientos cosméticos específicos antes de tener el problema real en la piel.

Cíñete a utilizar productos que cumplan tus necesidades en cada momento y no trates de utilizar cuantos más productos mejor.

Si sigues estos consejos y pautas a la hora de elegir tus cosméticos faciales, te aseguramos que ¡serás capaz de alcanzar y mantener la belleza que todos perseguimos!